• Hacı Yusuf Mescid Mh. Tesisler Sk. No:4 Karatay/KONYA
  • Contacto: +90 332 342 67 10 (pbx)
  • +90 332 342 67 13
  • info@cerenvet.com

Indemnidad

Se consideran indemnes o libres de brucelosis, tuberculosis y fiebre aftosa todas aquellas explotaciones que tengan una unidad de cuarentena, cuyos animales estén registrados e identificados como no portadores de dichas enfermedades como resultado de la realización, de acuerdo con unas mínimas condiciones higiénico-técnicas, de los controles de laboratorio requeridos por las normativas de erradicación relacionadas.


https://www.tarimorman.gov.tr/Konular/Tarimsal-Destekler/Hayvancilik-Desteklemeleri/Hastaliktan-Ari-Isletme-Desteklemesi

Con el fin de combatir eficazmente la tuberculosis bovina y la brucelosis bovina, ovina y caprina, garantizar una ganadería sostenible y proteger la salud pública de estas enfermedades que pueden ser transmitidas de los animales a los humanos y que tan comunes son en nuestro país, se emplean las ayudas a las explotaciones indemnes. Además de proteger la salud animal, se obtiene una producción de leche saludable y de calidad. Se brindan ayudas a las explotaciones indemnes para todo el ganado de vacuno lechero que no sea toro de cría o macho mayor de seis meses y que posea un certificado sanitario. El ganado de la explotación es examinado por parte de las direcciones autonómicas /provinciales en términos de tuberculosis y brucelosis de acuerdo con las disposiciones del Reglamento de la tuberculosis bovina y del Reglamento para la erradicación de la brucelosis. Las direcciones provinciales otorgan un Certificado Sanitario a las Explotaciones Indemnes.


Número: 71037622-325.01-E.429815

Para la indemnidad de tuberculosis bovina;
1. Ningún animal debe presentar signos clínicos de tuberculosis bovina.
2. No se debe haber detectado la infección en la primera prueba de tuberculina realizada a todos los animales mayores de seis semanas en la explotación, y en la segunda prueba realizada a los 6 meses (no 180 días) a los animales mayores de seis semanas se obtiene nuevamente un resultado negativo,
3. Si el rebaño se ha conformado únicamente a partir de animales pertenecientes a rebaños oficialmente libres de tuberculosis y a todos los animales mayores de seis semanas de edad se les practica una prueba de la tuberculina con resultado negativo entre sesenta días y seis meses tras la llegada a la explotación, se otorga la condición de explotación indemne de tuberculosis.
4. La enfermedad es declarada al detectarse animales positivos en la primera prueba de tuberculina realizada en la explotación, dentro del marco del "Reglamento de la tuberculosis bovina", siendo los animales encontrados positivos retirados del rebaño y sacrificados de acuerdo con las disposiciones del reglamento de indemnización. Los animales negativos y sospechosos son evaluados con al menos sesenta días de diferencia, y una vez obtenidos resultados negativos en dos pruebas consecutivas, la enfermedad se considera erradicada. Después, las labores de indemnidad son retomadas. Para esto, si en la primera prueba realizada a los seis meses de la eliminación de los animales positivos no se detecta infección y en la segunda prueba realizada seis meses después de la primera todos los animales resultan negativos, se obtiene la condición de indemnidad.

Para la indemnidad de brucelosis bovina;
1. Durante seis meses el rebaño no debe presentar signos clínicos de brucelosis,
2. Si todos los animales mayores de doce meses obtienen resultados negativos en dos pruebas serológicas de brucelosis consecutivas realizadas con una diferencia mayor de tres meses y menor de doce meses,
3. Si los animales mayores de doce meses procedentes de un rebaño libre de brucelosis obtienen resultados negativos en la prueba serológica realizada en los treinta días previos o en los treinta días posteriores a la introducción en el rebaño, se concede la condición de indemnidad de brucelosis.
4. En el caso de que los animales indemnes provenientes de rebaños libres de brucelosis no sean analizados para detectar brucelosis dentro de un período de treinta días, se realizarán dos pruebas con un mínimo de tres meses y un máximo de doce meses de diferencia. Todos los animales deben obtener resultados negativos en ambas pruebas. A petición y expensas del criador se puede realizar una prueba de brucella para los animales procedentes del extranjero y en proceso de nacionalización.
5. Para el control de la brucelosis bovina, en animales no vacunados la prueba de Fijación de Complemento (CFT) debe arrojar resultados negativos. Si los animales están vacunados y no ha pasado un año desde la vacunación, el resultado de la prueba CFT debe ser inferior a 30 EEC, o inferior a 20 EEC si ha transcurrido más de un año. No se emitirán certificados a explotaciones con animales por encima de estos valores y, de prolongarse en las pruebas venideras, los certificados serán revocados. Los animales cuyo resultado de la CFT sea superior a los límites arriba indicados serán retirados de la explotación, sacrificados y procesados de acuerdo con las disposiciones de la regulación de indemnización y se declarará la enfermedad. Si en los treinta días posteriores al sacrificio de los animales no se produce ningún aborto, se reanudan las labores de indemnidad. Para esto, todos los animales mayores de doce meses son nuevamente examinados y cuando los resultados estén por debajo de los valores determinados anteriormente, se realiza una segunda prueba entre los tres y doce meses posteriores hasta obtener los resultados deseados, a partir de este momento se reconoce la explotación como indemne de brucelosis.
6. Si se va a realizar una prueba para detectar brucelosis y tuberculosis después de la introducción en la explotación, los animales deben estar físicamente separados y se debe evitar el contacto directo e indirecto con los otros animales hasta que se demuestre que son negativos.
7. Los animales con anticuerpos detectados en un rebaño vacunado contra la brucelosis serán aislados del rebaño, y se realizará una segunda prueba de CFT al menos tres meses después de la primera extracción de sangre, de acuerdo con la cantidad de anticuerpos detectados en el examen se confirmará como negativo (-) o positivo (+) en brucelosis (siendo consideradas la ausencia o disminución de anticuerpos debidas a la inmunidad causada por la vacuna contra la brucelosis).